Minicréditos con ASNEF

Los minicréditos con ASNEF parecen un espejismo inalcanzable. A menudo, da la sensación de que son una quimera inexistente. Aunque pensar así es un grave error. Cada día se aprueban minicréditos para personas que se encuentran en la temible lista ASNEF. Aunque no es oro todo lo que reluce, claro está.

Si bien no muchas empresas dedicadas al crédito conceden minicréditos a personas con pagos pendientes en ASNEF, RAI o Experian, no todo está perdido. Existen unas cuantas que deciden arriesgar su capital y ofrecérselo a quienes lo necesitan. Eso sí, no son una ONG, así que a cambio exigen el abono de unos intereses ciertamente elevados. Tampoco sería realista esperar otra cosa en este caso.

Consejos antes de pedir un microcrédito con ASNEF

Así que, lógicamente, abandonar ASNEF o cualquier registro similar de morosos debe ser tu prioridad absoluta en este momento. Así podrás negociar condiciones mucho más ventajosas. Por desgracia, no siempre es posible (ni sencillo) quitarse el pesado yugo del ASNEF.

Pero en ese caso no todo está perdido, aunque tendrás que terminar pagando intereses que superan la media de los préstamos tradicionales. Tampoco tendrás acceso a una cantidad muy alta de dinero. Ese es el precio que tendrás que pagar por estar en la lista de morosos.

Otra opción que desde luego debes sopesar es la de conseguir que alguien te respalde, avalándote, o bien ofrecer algún bien que poseas, como un coche o un apartamento. De esta manera, inspirarás más confianza en la financiera que elijas y será más probable que hagan la vista gorda con tu presencia en ASNEF o en cualquier lista similar.

Si todavía tienes posibilidad de conseguir financiación por medio de tus amigos o allegados, no dudes en conseguirla por esta vía (siempre será mejor opción). Aunque si no puede ser, tampoco es el fin del mundo si tienes que recurrir a esta solución financiera.

Conclusión

Si al final te decantas por pedir un minicrédito estando en ASNEF, por favor, asegúrate de que tienes algún plan pensado para devolverlo. No hacerlo te hundirá hasta el fondo del pozo, irremediablemente.

Además, tienes que analizar todas las opciones a tu alcance antes de cometer cualquier error fruto de la impulsividad. Trata de tener la mente fría y analiza meticulosamente todas las opciones a tu alcance. Podrás usar nuestro simulador de minicréditos con ASNEF para conseguir la financiación que requieres.

Recuerda, las prisas son malas consejeras, así que tómate todo el tiempo que necesites para elegir el minicrédito que te ofrezca las mejores condiciones posibles. ¡Mucho ánimo en tu búsqueda!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *